LA ESCALADA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Desde hace unos años, existe una corriente muy potente en el sector educativo que aboga por la transformación de los patios educativos, haciéndolos más habitables, naturalizándolos y buscando una comunión entre la permacultura (la filosofía de trabajar con, y no contra la naturaleza) y los edificios de los que disponemos como centros educativos.

Dentro de dichos procesos de transformación, se intenta buscar el equilibrio entre las actividades, juegos y deportes tradicionales (como el fútbol y baloncesto) con otras actividades que no permitan la segregación de los niños y niñas sino que permitan una comunión y creación de un espacio multiactivo en el que todos y todas puedan disfrutar sin tener hipotecado el espacio disponible por uno u otro deporte.

Dentro de estas nuevas actividades que ofrecemos en las escuelas, la escalada, desde sus inicios, ha sido una de los deportes y actividades más reclamados por las Comunidades Educativas a la hora de determinar qué proyectos incluir en las transformaciones de los patios educativos.

¿Qué beneficios ofrece la escalada en los niños y niñas?

  • Al combinar la diversión y el deporte, la práctica de la escalada ayuda a los niños a combinar el sedentarismo.
  • La práctica de la escalada permite desarrollar una mayor coordinación psicomotriz.
  • Se mejora el concepto de lateralidad y tienen mejor conocimiento de su cuerpo; además se mejora su agilidad y equilibrio
  • Aporta a los niños y niñas el desarrollo en la toma de decisiones, lo que hace que se agilice su pensamiento, para así, de esta forma, anticiparse a las situaciones que puedas encontrarte y tomar las decisiones correctas para seguir avanzando.
  • Les ayuda a ser más independientes y superar los conflictos y medios que puedan encontrarse, tanto en la escalada como en la vida diaria.
  • La escalada ayuda a superarse y ganar confianza en uno mismo, siendo conscientes de sus avance, favoreciendo su autoestima y contribuyendo a mejorar su concentración y atención, gracias entre otras cosas, a la respiración.
  • Mejora su flexibilidad y resistencia.
  • Al ser una actividad dinámica, les permite combatir el estrés, el nerviosismo y exceso de energía, favoreciendo su relajación.
  • En la escalada, al poder practicarse en grupo, favorece a los niños a nivel social, promoviendo la cooperación y confianza entre compañeros.
  • Dentro del concepto de ARTE y ESCALADA que ofrecemos en los patios escolares, la escalada en una pared con temáticas naturales, por ejemplo, en el que les remarcamos cotas y nombres, les ayuda en el conocimiento del medio natural didácticamente.

El ser conocedores de todos estos beneficios debería ayudar a las Comunidades Educativas a decantarse por un deporte lúdico, educativo y deportivo como la escalada, de forma que integran en una sola actividad diferentes aspectos básicos para el desarrollo de nuestros niños y niñas.

Asimismo, desde GECKO WALLS ofrecemos herramientas didácticas a los Especialistas de Ed. Física para que estos, en sus clases, puedan dinamizar al máxima su actividad y potenciar el rendimiento del rocódromo.

En este caso descubrimos, a través de Pablo Morales, amigo y colaborador nuestro, y autor del libro “60 JUEGOS DE INICIACIÓN A LA ESCALADA” en el que Pablo plasmó su experiencia como docente en un Instituto de Málaga, y que es el “santo grial” para aquellos docentes desconocedores de la escalada y que quieren incorporarla a su programación deportiva escolar.

El libro pretende iniciar, a través del juego, a los niños y jóvenes en la práctica de la escalada deportiva.

La mayoría de los juegos propuestos se pueden realizar, aparte del rocódromo, en las propias instalaciones de los centros educativos (espalderas) donde poder practicar, con el material disponible habitualmente en los centros educativos (cuerdas, conos, pañuelos, etc..) diferentes actividades relacionadas con la escalada.

Los juegos se encuentran clasificados según el objetivo principal que se persigue en cada uno de ellos, dando una amplio abanico de opciones, ya sea a nivel individual y colectivo.

Incorporar la escalada en el currículum escolar es un gran acierto, y más en estos tiempos de pandemia en los que nos encontramos, en los que tan importante es fomentar la actividad física después de unos meses tan complejos donde se paralizó el deporte en los centros educativos; de vuelta poco a poco a la normalidad, pero con algunas restricciones con las que nos encontramos para interactuar entre niños y niñas, la escalada ofrece la posibilidad de que se pueda interactuar individualmente o en grupo, con lo que tenemos que fomentar este deporte, ayudando a implementarlo definitivamente como deporte y/o asignatura en nuestras escuelas.

Ir arriba